Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Salvia aurea o Salvia dorada.

Cuidados de la planta Salvia aurea o Salvia dorada

El género Salvia pertenece a la familia de las Lamiaceae y lo componen unas 1.000 especies de arbustos y plantas herbáceas originarios del Mediterráneo, Asia y del Sur y el Centro del continente americano. Algunas especies son: Salvia aurea, Salvia canariensis, Salvia farinacea, Salvia argentea, Salvia guaranitica, Salvia nemorosa, Salvia apiana, Salvia greggii, Salvia microphylla, Salvia splendens, Salvia disermas, Salvia sclarea, Salvia officinalis, Salvia africana.

Recibe los nombres vulgares de Salvia dorada, Salvia de playa o Salvia de duna y el nombre científico de Salvia africana-lutea. Esta especie procede del sur de África.

Son arbustos aromáticos perennifolios de crecimiento bastante rápido que alcanzan los 2 metros de altura. Las hojas son de color gris verdoso y las numerosas y atractivas flores son color amarillo en un principio y se van tornando de un color naranja o dorado oxidado con toques violetas. Florecen en primavera y los cálices sin pétalos pueden resultar también decorativos durante el verano.

Estas plantas de fácil cultivo se emplean en rocallas, para formar grupos arbustivos con otras Salvias, como plantas de contraste con plantas de follaje verde o como ejemplares aislados. Son ideales para jardines costeros por su tolerancia al viento y a la salinidad. Como muchas otras Salvias tienen propiedades medicinales especialmente contra la tos y los dolores menstruales.

La Salvia dorada precisa de una exposición de pleno sol y temperaturas cálidas. Aunque pueden rebrotar tras una helada suave es mejor tenerlas en una ubicación protegida.

No son exigentes con el suelo pero tiene que estar muy bien drenado y prefieren que contenga algo de materia orgánica.

Estas plantas, resistentes a la sequía, necesitan riegos moderados esperando a que se seque bien la tierra antes de volver a aportar agua.

Agradecerán un aporte de abono orgánico (estiércol o compost) en otoño.

Podarlas tras la floración (o en otoño) para darles un porte más compacto. A veces es mejor renovarlas cada 5-6 años pues adoptan un aspecto demasiado leñoso en su base.

Son plantas resistentes que normalmente no tienen problemas de plagas y enfermedades.

Se multiplican a partir de semillas sembradas en primavera pero es más rápido mediante esquejes realizados en la misma época.

Fotos de la planta Salvia aurea o Salvia dorada

Salvia aurea
Salvia aurea
Salvia aurea
Salvia aurea
Salvia aurea
 

Buscar plantas