Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Salvia namaensis o Salvia de Namibia.

Cuidados de la planta Salvia namaensis o Salvia de Namibia

Unas 1.000 especies de plantas herbáceas y arbustos oriundos de Asia, la cuenca mediterránea y del Centro y Sur de América componen el género Salvia de la familia de las Lamiaceae. Algunas especies son: Salvia namaensis, Salvia leucantha, Salvia canariensis, Salvia farinacea, Salvia argentea, Salvia apiana, Salvia guaranitica, Salvia nemorosa, Salvia greggii, Salvia microphylla, Salvia splendens, Salvia disermas, Salvia sclarea, Salvia officinalis, Salvia aurea, Salvia mexicana, Salvia africana.

Recibe los nombres vulgares de Salvia de Namibia o Salvia de Nama. Como su nombre indica esta especie es oriunda de Namibia y Sudáfrica.

Son arbustos semileñosos perennifolios de crecimiento rápido y muy ramificados que apenas supera el metro de altura. Las hojas son aromáticas, están lobuladas y tienen un atractivo color verde lima. Las flores aparecen en verticilos, son de color blanco o azul claro y florecen en primavera y verano.

Se usan en rocallas, taludes soleados, en zonas secas del jardín formando grupos e incluso en macetas. Combinan bien con plantas de los géneros Aloe, Osteospermum, Erica y Protea.

La Salvia namaensis prosperará bien en una exposición de pleno sol y climas cálidos como el mediterráneo o el subtropical. Es mejor no exponerlas al frío por debajo de los 5 ºC.

Si buen puede cultivarse en suelos arenoso y rocosos prefieren un terreno bien drenado y rico en materia orgánica. La plantación se realiza a finales de la primavera.

Son plantas resistentes a la sequía pero agradecerán riegos regulares en verano siempre esperando a que se seque la tierra entre cada aporte de agua.

No suelen necesitar abonados especiales pero un aporte ligero de compost y fertilizante mineral en primavera puede mejorar la floración.

Es conveniente darles una poda intensa cada 2-3 años pues tiende a crecer desordenamente.

Son plantas resistentes a plagas y enfermedades que solamente temen el exceso de humedad.

La mejor manera de multiplicarlas es a partir de semillas sembradas a inicios de verano o finales de primavera pues germinan rápidamente. También pueden realizarse esquejes pero es un proceso más lento.

Fotos de la planta Salvia namaensis o Salvia de Namibia

Salvia namaensis
 

Buscar plantas