Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Salvia mellifera o Salvia negra.

Cuidados de la planta Salvia mellifera o Salvia negra

Unas 1.000 especies de arbustos y plantas herbáceas distribuidos por Asia, la cuenca mediterránea y del Centro y Sur de América integran el género Salvia de la familia de las Lamiaceae. Algunas especies son: Salvia mellifera, Salvia leucantha, Salvia canariensis, Salvia farinacea, Salvia argentea, Salvia scabra, Salvia apiana, Salvia guaranitica, Salvia nemorosa, Salvia greggii, Salvia microphylla, Salvia splendens, Salvia disermas, Salvia sclarea, Salvia lanceolata, Salvia namaensis, Salvia officinalis, Salvia aurea, Salvia mexicana, Salvia africana.

Recibe el nombre vulgar de Salvia negra, del inglés "Black sage". Es una especie endémica de California (USA) y Baja California (México).

Son arbustos de porte compacto que alcanzan 1,8 metros de altura y 3 metros de anchura. Las hojas son aromáticas y de color verde vivo algo brillante; en verano pueden oscurecerse y enrollarse sobre sí mismas por la sequía. Las flores se presentan en racimos y pueden ser de color blanco, azul pálido, lavanda o rosa pálido. Pueden florecer desde finales de invierno hasta inicios del verano.

Se utilizan para cubrir taludes secos y soleados, para crear pantallas cortavientos, como ejemplares aislados y para formar grupos arbustivos combinadas con plantas como: Eriogonum fasciculatum, Trichostema lanatum, Artemisa californica, Yucca y Cactaceae.

La Salvia mellifera prefiere una exposición de pleno sol pero tolera la sombra parcial. Pueden resistir alguna helada débil de -1ºC.

Estas plantas pueden cultivarse en cualquier tipo de suelo pero prefieren los que dispongan de un buen drenaje. Si el terreno es muy pesado y retiene mucha agua pueden volverse amarillas y morir.

Teniendo en cuenta que su resistencia a la sequía es muy alta los riegos serán moderados siempre esperando a que se haya secado el suelo. En invierno pueden mantenerse con las lluvias.

Los abonados no son necesarios.

No es estrictamente necesario pero pueden podarse en otoño para darles un porte más compacto.

Son plantas resistentes a las habituales plagas y enfermedades.

La multiplicación se realiza a partir de semillas sembradas en primavera a las que conviene poner en remojo durante una hora.

Fotos de la planta Salvia mellifera o Salvia negra

Salvia mellifera
Salvia mellifera
Salvia mellifera
Salvia mellifera
Salvia mellifera
 

Buscar plantas