Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Mammillaria schumannii o Biznaga.

Cuidados de la planta Mammillaria schumannii o Biznaga

El género Mammillaria pertenece a la familia de las Cactaceae y está compuesto por unas 350 especies de cactus procedentes de México y EEUU. Algunas especies del género son: Mammillaria schumannii, Mammillaria karwinskiana, Mammillaria lenta, Mammillaria dioica, Mammillaria hahniana, Mammillaria bombycina, Mammillaria elongata, Mammillaria albilanata, Mammillaria gracilis, Mammillaria vetula, Mammillaria parkinsonii, Mammillaria compressa, Mammillaria crinita, Mammillaria uncinata, Mammillaria petterssonii, Mammillaria nivosa, Mammillaria magnimamma, Mammillaria longimamma, Mammillaria spinosissima, Mammillaria haageana.

Recibe el nombre vulgar de Biznaga y el sinónimo científico de Bartschella schumannii. Esta especie procede de Baja California, México.

Son pequeños cactus de color verde grisáceo y cuerpo globoso o cilíndrico que con la edad toma un porte cespitoso llegando a alcanzar los 10 cm de altura. Presentan grandes tubérculos redondeados con axilas y areolas lanosas en su juventud. Tienen 12 espinas radiales rectas y de 1 a 4 espinas centrales más gruesas y ganchudas. Las flores son pequeñas, de color rosa o púrpura y surgen casi en el ápice del cactus. Sus frutos resultan decorativos por su color rojo o anaranjado.

Como la mayoría de biznagas suelen emplearse en macetas y jardineras por sus reducidas dimensiones. Cuando empiezan a crear hijuelos y expandirse lateralmente pueden ser interesantes para rocallas y jardines de cactus y suculentas.

La Mammillaria schumannii puede cultivarse en una exposición de sol directo o de sombra ligera. En interiores debe recibir varias horas de sol al día y disponer de una buena ventilación. En invierno es mejor que la temperatura no descienda de los 5 ºC.

Aunque prefieren un suelo con poca materia orgánica como una mezcla de tierra de jardín arcillosa, picón volcánico y arena gruesa silícea a partes iguales también puede emplearse un sustrato comercial para cactus al que añadirá un buen puñado de arena gruesa. El trasplante de maceta se lleva a cabo al iniciarse la primavera.

Es muy importante que los riegos sean ocasionales más o menos a razón de un riego cada 10 días en verano, cada 20 en primavera, cada 30 en otoño y se eliminarán dichos riegos en invierno.

Abonar hacia mediados de la primavera con un fertilizante mineral para cactus.

No precisan de poda.

Son plantas muy sensibles al exceso de humedad pero bastante resistentes a las habituales plagas.

Es más recomendable su multiplicación a partir de los hijuelos ya que mediante semillas es un proceso lento.

Fotos de la planta Mammillaria schumannii o Biznaga

Mammillaria schumannii
Mammillaria schumannii
 

Buscar plantas