Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Juniperus squamata o Enebro escamoso.

Cuidados de la planta Juniperus squamata o Enebro escamoso

De la familia de las Cupressaceae es el género Juniperus que está integrado por unas 60 especies de arbustos y árboles procedentes del Hemisferio Norte. Algunas especies de este género género son: Juniperus squamata, Juniperus chinensis, Juniperus oxycedrus, Juniperus communis, Juniperus cedrus, Juniperus phoenicea, Juniperus horizontalis, Juniperus drupacea, Juniperus thurifera, Juniperus brevifolia, Juniperus virginiana.

También recibe los nombres vulgares de Enebro escamoso, Enebro del Himalaya o Pino San José.

El Enebro escamoso es un arbusto perennifolio originario del centro de Asia que no suelen superar los 2 metros de altura, en variedades erectas, o los 3 metros de diámetro, en variedades rastreras. Las hojas tienen forma de aguja y pueden ser de distintos colores según la variedad (la mayoría azuladas). Las flores carecen de interés ornamental. Producen frutos más o menos esféricos de color negro brillante y maduran en 1 año y medio.

Hay variedades de distintos portes y colores: Juniperus squamata var. Meyeri, de porte extendido y follaje verde azulado; Juniperus squamata var. Old gold, de hojas verdes y amarillas; Juniperus squamata var. Wilsonii, de porte piramidal.

Estos arbustos se utilizan en rocallas, borduras, como ejemplares aislados junto a un muro o en macetas y jardineras para terrazas y patios. Combinan muy bien con brezos y con otras coníferas enanas.

El Enebro escamoso debe cultivarse en una exposición de pleno sol o bien iluminada. Toleran los ambientes húmedos del Atlántico, las heladas y los veranos del Mediterráneo.

Su suelo ideal sería una tierra de jardín con turba y arena (bien drenado) aunque pueden crecer en terrenos calizos o pedregosos. El trasplante y la plantación conviene realizarlos en otoño y primavera.

Regar lo suficiente para que la tierra no se seque por completo pues no toleran la sequía intensa; además son muy sensibles al encharcamiento.

Conviene abonar estas plantas de crecimiento muy lento cada otoño con algo de materia orgánica.

No necesitan poda.

Son plantas resistentes a las plagas pero pueden ser atacados por hongos si caemos en el exceso de riego.

Se pueden multiplicar realizando esquejes de brotes jóvenes en otoño o por acodo (para las especies rastreras).

Fotos de la planta Juniperus squamata o Enebro escamoso

Juniperus squamata
 

Buscar plantas