Español  English  

Consulta Plantas

Cumplimos 20 años en Internet.

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Buscar plantas

Cuidados de la planta Stenocarpus sinuatus o Árbol de ruedas de fuego.

Cuidados de la planta Stenocarpus sinuatus o Árbol de ruedas de fuego

En la familia de las Proteaceae se encuentra el género Stenocarpus formado por unas 25 especies de árboles y arbustos originarios de Oceanía (sobretodo de Nueva Caledonia y de Australia). Algunas especies son: Stenocarpus sinuatus, Stenocarpus cryptocarpus, Stenocarpus heterophyllus, Stenocarpus salignus, Stenocarpus umbelliferus.

Son árboles perennifolios de crecimiento lento que en los jardines no suelen superar los 20 metros de altura. Las hojas, alternas y de color verde claro, pueden ser lanceoladas, lobuladas u oblongas y presentan los bordes ondulados. Producen curiosas y atractivas inflorescencias en forma de umbela circular formadas por flores tubulares de color rojo o anaranjado y sin aroma. Los frutos oscuros son muy parecidos a los del género Brachychiton.

Se utiliza en plazas, calles y jardines de tamaño medio o grande como ejemplares aislados en un lugar bien visible para que luzca bien su impresionante floración. Además es posible cultivarlos como plantas de interior en grandes recipientes y lugares muy iluminados; en este último caso es bastante probable que no florezca pero sus hojas resultan muy decorativas.

El Árbol de ruedas de fuego es una planta tropical precisa de una exposición de pleno sol o de sombra ligera y un clima sin heladas (mediterráneo, subtropical y tropical) si bien podría resistir alguna leve y ocasional helada (-2 ºC).

Conviene que el suelo contenga bastante materia orgánica, esté bien drenado y no sea calcáreo; agradecen que retenga algo de agua. El trasplante y la plantación en su ubicación definitiva se realizarán mejor en primavera.

Regar de forma regular todo el año (más abundantemente en el verano). Una vez que lleven varios años en su lugar definitivo ya serán capaces de resistir alguna sequía no demasiado larga.

Abonar con fertilizante orgánico (compost, estiércol) en otoño y a principios de la primavera.

No necesitan poda pero se pueden eliminar las ramas dañadas hacia los inicios de la primavera o tras la floración.

Estos árboles son plantas bastante resistentes que no suelen presentar problemas de plagas y enfermedades.

Se pueden propagar a partir de semillas sembradas en primavera y mediante esquejes realizados tras la floración o a finales de verano si no florece. Las nuevas plantas obtenidas de los esquejes pueden tardar unos 4 años en florecer (a partir de semillas tardan casi el doble de tiempo).

Fotos de la planta Stenocarpus sinuatus o Árbol de ruedas de fuego

Stenocarpus sinuatus
Stenocarpus sinuatus
Stenocarpus sinuatus
Stenocarpus sinuatus