Español  English  

Consulta Plantas

Cumplimos 20 años en Internet.

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Buscar plantas

Cuidados del árbol Cercis siliquastrum, Árbol del amor o de Judas.

Cuidados del árbol Cercis siliquastrum, Árbol del amor o de Judas

El nombre científico Cercis, deriva de una palabra griega que se refiere a la lanzadera del telar, parecida a la forma de sus frutos. Se conoce por los nombres vulgares de Árbol del amor, Árbol de Judas y Árbol de Judea. Se dice que el Cercis parece curvado porque en él se ahorcó Judas Iscariote por lo que se conoce como Árbol de Judas o de Judea. Otros afirman que el nombre deriva de Judea, probable lugar de origen del Cercis.

El género Cercis pertenece a la familia de las Fabaceae y la forman 7 especies de árboles caducifolios originarios del Mediterráneo Oriental, centro y sur de Estados Unidos y Asia. Algunas especies son: Cercis siliquastrum, Cercis canadiensis, Cercis sinensis, Cercis occidentalis, Cercis racemosa.

El Árbol del amor tiene una corteza negra y agrietada (lisa y de color púrpura en ejemplares jóvenes), una ramificación irregular (con copa abovedada o achaparrada) y puede alcanzar los 12 metros de altura. Sus hojas son alternas, acorazonadas, casi circulares o reniformes y sin pelos; de color verde claro en primavera y verde más intenso en verano. Las flores son muy decorativas, más bien pequeñas, reunidas en grupos compactos de color rosa o blanco y rodean totalmente las ramas. Florecen a final de invierno o a principios de primavera con la particularidad de brotar antes que las hojas. Los frutos del Cercis son vainas colgantes de color rojo púrpura que luego se vuelve pardo y permanecen todo el invierno en el árbol.

Suelen utilizarse en parques y jardines públicos y privados para bordear paseos, aislados en medio del césped o junto a otros árboles verdes de color oscuro, como la Magnolia grandiflora o las coníferas; no se recomienda el cultivo en maceta.

El Cercis siliquastrum necesita una exposición de pleno sol (a semisombra produce menos flores) y protegidos del viento fuerte. Aunque resisten bien el frío, no se dan bien en regiones de elevada altitud.

Son poco exigentes en cuanto a suelo, pero su suelo ideal sería uno bien drenado y de carácter calizo y mejor si no es demasiado compacto y arcilloso. La plantación tendrá lugar preferentemente a finales de invierno. El trasplante se efectuará a los 3 ó 4 años de la plantación en el semillero. Hay que avisar que estos árboles no admiten muy bien esta operación cuando son adultos.

Se aconseja evitar los riegos si la estación se mantiene normalmente húmeda, aunque el Cercis es uno de los árboles que mejor soportan la sequía. En caso de sequía se aconseja regar cada semana con un cubo de agua y con dos cubos en el período de mayor calor.

Si se cultiva en tierra normal de jardín no necesita abonado, pero si se cultivan en lugares áridos de tierra pobre y arenosa, será bueno suministrar 2-3 puñados de abono orgánico al terreno en el mes de otoño.

Son plantas bastante resistentes a las habituales plagas y enfermedades.

Se propagan a partir de semillas sembradas en primavera en un semillero y mediante esquejes a finales de verano.

Fotos del árbol Cercis siliquastrum, Árbol del amor o de Judas

Cercis siliquastrum
Cercis siliquastrum
Cercis siliquastrum
Cercis siliquastrum
Cercis siliquastrum