Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Asclepias, Flor de sangre o Asclepia.

Cuidados de la planta Asclepias, Flor de sangre o Asclepia

El nombre Asclepias procede del dios griego de la medicina Asclepio (Esculapio para los romanos). Este género está formado por unas 150 especies de plantas herbáceas y perennes y se integra en la familia de las Apocináceas. Son originarias del Sur de Europa, África del Sur y Norte y Centroamérica.

Algunas especies del género son: Asclepias curassavica (Flor de sangre, Platanillo, hierba María, Mata ganado, burladora), Asclepias syriaca (Algodón egipcio, Planta de papagayos), Asclepias tuberosa, Asclepias speciosa, Asclepias incarnata, Asclepias vincetoxicum.

Son plantas que alcanzan el metro de alto. La Flor de sangre presenta hojas de unos 15 cm de largo, opuestas y de forma lanceolada. Lo más atractivo son sus pequeñas flores, reunidas en umbelas, y que pueden ser amarillas, rojas, blancas o naranjas, según la especie.

Se suelen utilizar para crear grupos en el jardín o para bordes mixtos y bordillos. Son plantas que pueden prosperar en maceta.

Estas plantas necesitan una exposición a semisombra o a sombra si el clima es muy caluroso. No resisten las heladas.

El suelo ideal para las Asclepias sería uno más bien ácido, con una cuarta parte de turba, rico en humus, permeable y húmedo.

Los riegos deberán ser abundantes, de tal modo que el suelo siempre esté húmedo.

Se pueden abonar en primavera con fertilizante mineral o en otoño con abono orgánico.

Se pueden multiplicar por semillas sembradas en primavera o por división de mata en la misma época.

Fotos de la planta Asclepias, Flor de sangre o Asclepia

Asclepias curassavica
Asclepias curassavica
Asclepias curassavica
Asclepias curassavica
Asclepias curassavica
Asclepias tuberosa
Asclepias tuberosa
 

Buscar plantas