Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Salvia africana o Salvia azul.

Cuidados de la planta Salvia africana o Salvia azul

El género Salvia, de la familia de las Lamiaceae, está compuesto por unas 1.000 especies de arbustos y plantas herbáceas originarios de Asia, el Mediterráneo y del Centro y Sur del continente americano. Algunas especies son: Salvia africana, Salvia canariensis, Salvia farinacea, Salvia argentea, Salvia apiana, Salvia nemorosa, Salvia guaranitica, Salvia greggii, Salvia microphylla, Salvia splendens, Salvia disermas, Salvia sclarea, Salvia officinalis, Salvia aurea.

Recibe el nombre vulgar de Salvia azul y el nombre científico de Salvia africana-caerulea. Esta especie procede del sur de África.

Son arbustos velludos perennifolios muy ramificados de color grisáceo que puede alcanzar los 2 metros de altura. Las hojas son aromáticas, de color verdoso y tienen forma más bien oval. Producen numerosas flores de color azul (en ocasiones rosadas) que atraen a mariposas y abejas. Florecen desde mediados del invierno hasta mitad del verano pero pueden florecer casi todo el año.

Son plantas de fácil cultivo que se utilizan para formar grupos (especialmente con otras Salvias) en zonas secas del jardín, como plantas de contraste o como ejemplares aislados. Son ideales para jardines mediterráneos que tienen pocas lluvias. Tienen propiedades medicinales: se pueden preparar infusiones contra la tos con sus hojas frescas a las que se añade miel y limón.

La Salvia azul necesita una exposición de pleno sol y altas temperaturas. No le convienen temperaturas por debajo de los 0 ºC si bien pueden rebrotar tras una helada suave.

El suelo tiene que estar bien drenado pues el exceso de agua puede pudrir la planta.

Los riegos serán moderados esperando a que se seque la tierra antes de volver a regar teniendo en cuenta que son plantas resistentes a la sequía.

Los ejemplares jóvenes agradecen un ligero aporte de fertilizante orgánico líquido cada mes en primavera y verano.

Si se podan tras la floración favorecemos el desarrollo de la siguiente floración.

Son plantas resistentes que no suelen sufrir ataques de las habituales plagas y enfermedades.

Aunque se multiplican a partir de semillas sembradas en primavera se obtienen buenos resultados mediante esquejes tomados de la base de la planta.

Fotos de la planta Salvia africana o Salvia azul

Salvia africana
Salvia africana
Salvia africana
 

Buscar plantas