Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Zamia furfuracea o Palma bola.

Cuidados de la planta Zamia furfuracea o Palma bola

El género Zamia pertenece a la familia de las Zamiaceae y está integrado unas 50 especies de arbustos parecidos a pequeñas palmeras originarios del continente americano. Algunas especies del género son: Zamia furfuracea, Zamia pumila, Zamia loddigesii, Zamia integrifolia, Zamia purpurea, Zamia boliviana.

Recibe los nombres vulgares de Palma bola, Palma de cartón o Zamia. Esta planta procede del estado de Veracruz en México.

Se trata de plantas tropicales de corto tallo y hojas pinnadas y arquedas que recuerdan a un helecho que pueden alcanzar casi el metro de altura. Las hojas están formadas por foliolos coriáceos elípticos de color verde oliva que presentan vello rojizo en los ejemplares adultos. Son plantas dioicas que producen conos hembra y macho (de verano a otoño) incluso en ejemplares muy jóvenes.

En climas más fríos se utilizan como plantas de interior y, en lugares de clima subtropical, como ejemplares aislados o en grupos en el jardín o en macetas para patios y terrazas. Son muy adecuadas para jardines costeros por su tolerancia a la salinidad. Con viene alejarla de niños pequeños y mascotas ya que es una planta tóxica si se muerde.

La Palma bola es una planta de crecimiento lento que necesita una exposición de pleno sol y de semisombra. Es mejor no someterla a temperaturas por debajo de los 10 ºC. Si la colocamos junto a una ventana conviene ir girando la planta para que crezca de forma homogénea.

Prosperan en cualquier suelo bien drenado (incluso en suelos arenosos) como por ejemplo una mezcla de un 50% de tierra de jardín y un 50% de arena silícea. Trasplantarla a una maceta pesada ligeramente mayor cuando las raíces empiecen a asomar por debajo del recipiente.

Regar con agua sin cal de moderadamente esperando a que se seque bien la tierra antes de aportar más agua considerando que resiste la sequía pero si ésta se alarga puede perder hojas.

Abonar 2 veces al año con un fertilizante de liberación lenta: una ve en primavera y otra en verano.

No precisan de poda pero se pueden eliminar hojas dañadas o secas.

Son plantas resistentes que no suelen ser atacadas por plagas y enfermedades; sólo hay que evitar el exceso de riego.

Recomendamos adquirir estas plantas en viveros, centros de jardinería o tiendas de plantas ya que las semillas germinan muy lentamente y además es posible que no lo hagan.

Fotos de la planta Zamia furfuracea o Palma bola

Zamia furfuracea
Zamia loddigesii
 

Buscar plantas