Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Papaver rhoeas, Ababol o Amapola.

Cuidados de la planta Papaver rhoeas, Ababol o Amapola

Dentro de la familia de las Papaveráceas se halla el género Papaver, formado por unas 100 especies de plantas anuales y perennes originarias del Hemisferio Norte y de Australia. Las principales especies son: Papaver glaucum (Amapola tulipán), Papaver rhoeas (Amapola común), Papaver somniferum (Amapola de Opio, Adormidera), Papaver alpinum, Papaver pilosum, Papaver nudicaule (Amapola de Islandia), Papaver orientale (Amapola de Levante), Papaver bracteatum.

Se conoce por los nombres vulgares de Amapola, Adormidera, Opio, Ababol, Anapola, cascojo o Amapol.

Son plantas herbáceas de porte matoso o empenachado que miden entre 40 cm y 1 metro de alto. Las hojas son pilosas, muy lobuladas y de color verde azulado o verde vivo. Las vistosas flores se presentan al final del tallo y suelen tener 4 pétalos (el doble en algunas variedades) muy frágiles y pueden ser de color rojo, amarillo, blanco, lila o violeta. Florecen en primavera o en verano, según la especie. Producen un fruto en forma de cápsula donde se alojan las semillas que caen a tierra una vez que el fruto madura y se abre.

Se suelen utilizar para rocallas o para crear macizos de color en el jardín, así como en jardineras para adornar terrazas. De la especie Papaver somniferum se extrae el Opio y de otras especies se consumen las semillas e incluso de elabora un aceite comestible con ellas.

La Amapola necesita una exposición a pleno sol o a semisombra y temperaturas templadas o cálidas si bien existe alguna especie que tolera el frío (Papaver alpinum).

No son nada exigentes con el suelo siempre que esté bien drenado, es más, prefieren suelos pobres en materia orgánica. Las especies perennes son las únicas que pueden necesitar un trasplante que se realizará cuando haya pasado el peligro de heladas. Es importante que la distancia entre plantas sea de al menos unos 30 cm.

Regar de forma muy moderada (una vez por semana, por ejemplo) pues son plantas muy sensibles al exceso de riego.

Abonar las especies perennes con un fertilizante mineral unas 3 veces durante la época de floración. Las especies anuales tienen más que suficiente con el abonado anual del jardín.

Las Amapolas son muy resistentes a plagas y enfermedades comunes en los jardines aunque en ocasiones pueden ser atacadas por pulgones.

Aunque son plantas que se propagan ellas solas se pueden multiplicar a partir de semillas sembradas en primavera.

Fotos de la planta Papaver rhoeas, Ababol o Amapola

Papaver rhoeas
Papaver rhoeas
Papaver somniferum
Papaver somniferum
Papaver somniferum
 

Buscar plantas