Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Epidendrum radicans o Estrella de Fuego.

Cuidados de la planta Epidendrum radicans o Estrella de Fuego

En la familia de las Orchidaceae encontramos el género Epidendrum compuesto por unas 1.000 especies de orquídeas originarias de las regiones tropicales del continente americano. Algunas especies son: Epidendrum radicans, Epidendrum acuminatum, Epidendrum compressum, Epidendrum secundum, Epidendrum magnoliae.

Recibe los nombres vulgares de Estrella de Fuego u Orquídea estrella.

A diferencia de la mayoría de las orquídeas de este género esta especie es terrestre y no epífita. Presentan tallos erectos con raíces aéreas pudiendo alcanzar 1-1,5 metros de altura. Las hojas son alternas, gruesas y de forma ovado-elíptica. Las atractivas y perfumadas flores rojo-anaranjadas aparecen en grupos al final de los tallos y duran bastante sobre la planta. Pueden florecer varias veces al año.

Son orquídeas de fácil cultivo que se pueden utilizar en grupos en el jardín (climas subtropicales y tropicales), como planta de invernadero o de interior en recipientes.

La Estrella de Fuego necesita una exposición luminosa pero sin recibir directamente los rayos del sol especialmente en las horas centrales del día. Es conveniente que la temperatura nocturna descienda (hasta 10 ºC como mucho) para favorecer la floración.

Como suelo podemos emplear un preparado especial para orquídeas que podemos encontrar en tiendas de plantas. Conviene trasplantarlas cada 2 años a principios de la primavera.

Regar con agua sin cal unas 2 veces por semana en primavera y verano y sólo una vez al mes el resto del año. La humedad ambiental deberá ser alta para lo cual es importante rociar la planta a diario en verano (con agua sin cal); también podemos colocar unas piedras húmedas en una bandeja bajo la planta.

Abonar con un fertilizante para orquídeas cada 20 días especialmente durante la época de crecimiento.

No precisan de poda pero sí debemos ir eliminando los tallos florales marchitos para favorecer la aparición de más flores. En ocasiones conviene entutorar dichos tallos para que permanezcan erguidos.

Pueden sufrir ataques de hongos si se acumula agua en las raíces, de cochinillas y pulgones si la humedad ambiental no es suficiente y de caracoles y babosas en el exterior.

Si no se eliminan los tallos florales marchitos pueden formarse plántulas que podemos aprovechar para multiplicarlas. También puede hacerse por división de la planta en el momento del trasplante de maceta.

Fotos de la planta Epidendrum radicans o Estrella de Fuego

Epidendrum radicans
Epidendrum radicans
 

Buscar plantas