Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Crocus, Croco o Azafrán.

Cuidados de la planta Crocus, Croco o Azafrán

El género Crocus, de la familia de las Iridáceas, está integrado por algo más de 75 especies de plantas bulbosas originarias de la cuenca mediterránea. El nombre del género proviene del griego "krokos", que significa filamento. Antiguamente ya se conocían estas plantas y se utilizaba el azafrán. Existen infinidad de híbridos.

El Croco es una pequeña planta bulbosa perenne de unos 15-20 cm de alto con acanaladas y finas hojas que surgen del bulbo y presentan una estría central de color blanco. Las flores acampanadas aparecen en grupos de 2 ó 3 o solitarias y pueden ser de muchos colores: blanco, azul, lila, violeta, amarillo, naranja o púrpura. Florecen en distintas estaciones según las especies.

- Especies que florecen en otoño: Crocus speciosus, Crocus byzantinus, Crocus sativus (Azafrán), Crocus longiflorus, Crocus kotschyanus.

- Crocos que florecen en invierno y primavera: Crocus aureus, Crocus chrysanthus, Crocus biflorus, Crocus imperati, Crocus tomasinianus, Crocus vernus, Crocus susianus (Manto de oro), Crocus mínimo, Crocus sieberi.

Tiene muchos usos: para rocallas, bordillos, crear manchas de color en el césped o en el sotobosque e incluso en macetas para terrazas y balcones.

El Croco necesita una exposición de pleno sol o de semisombra. Si el invierno es frío con riesgo de heladas conviene proteger las plantitas con una capa de hojas secas que retiraremos en cuanto empiecen a brotar.

Un buen suelo para estas plantas sería una tierra de jardín a la que se añadirá 1/3 de turba, algo de estiércol o humus y 1/3 de arena. La plantación se realizará en otoño (octubre) pero si deseamos una floración navideña debemos plantarlas a final de verano o primeros de otoño. Se plantan los bulbos a unos 7 cm de profundidad y a unos 5 cm de separación entre ellos. Si los vamos a tener en el jardín podemos recurrir a una técnica de falsa espontaneidad tirando los bulbos al azar y después plantarlos en el lugar donde hayan caido sin preocuparnos de las distancia entre ellos pero sí de la profundidad de siembra.

Regar de forma moderada siempre pues el exceso de riego puede pudrir el bulbo.

Es suficiente con el abonado orgánico que añadiremos al suelo para prepararlo para la plantación.

Son plantas resistentes y de fácil cultivo que no suelen presentar problemas de plagas y enfermedades si bien las especies de flores amarillas pueden ser devoradas por algunos pájaros.

Se pueden multiplicar a partir de los bulbillos que la planta produce en el bulbo central. Se deben separar en verano esperando que las hojas se hayan puesto amarillas y después guardarlos en lugar seco y oscuro hasta su plantación.

Fotos de la planta Crocus, Croco o Azafrán

Crocus
Crocus
Crocus
Crocus
Crocus
Crocus
 

Buscar plantas