Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Corylus avellana o Avellano.

Cuidados de la planta Corylus avellana o Avellano

El género Corylus pertenece a la familia de las Betuláceas y lo componen unas 15 especies de árboles y arbustos originarios de zonas templadas del Hemisferio Norte. Las especies que se suelen utilizar en jardinería son: Corylus avellana, Corylus maxima, Corylus colurna.

Son pequeños árboles o arbustos que no suelen superar los 6 metros de alto y presentan hojas caducas, redondas con punta y borde doblemente dentado; adquieren un bonito color amarillo antes de caer de la planta. Producen flores masculinas en forma de amentos colgante de unos 8 cm de largo antes de que aparezcan las hojas. Las flores femeninas son como capullos oscuros con estigmas rojizos.

Sus interesantísimos frutos, las avellanas, contienen más de un 50% de aceite así como proteínas y azúcares. Dicho aceite se emplea para alimentación y fabricación de pinturas. Las avellanas se suelen recoger hacia finales de verano o principios de otoño cuando la cáscara se vuelve marrón y se deben guardar en un lugar seco y fresco con cáscara y todo.

Se utilizan como árboles frutales (no suelen dar fruto hasta que tienen unos 6 años de vida) o para formar grupos y setos en el jardín así como ejemplares aislados. Existen variedades muy decorativas como el Corylus avellana pendula (de porte colgante) o el Corylus avellana aurea (con manchas amarillas en las hojas). Son plantas muy longevas que pueden vivir varios siglos.

El avellano necesita una exposición de pleno sol o de semisombra y temperaturas frescas. Puede resistir el frío y las heladas.

El suelo ideal sería uno con abundante humus (tierra de roble, por ejemplo) y bien drenado. La plantación en su ubicación definitiva es mejor hacerla en otoño.

Los riegos deberán ser abundantes para que la tierra siempre esté húmeda pero no encharcada. No resisten la sequía.

Abonar con estiércol a mitad del otoño y con fertilizante mineral en 3 ocasiones: junto con el aporte de abono orgánico, durante la floración y cuando empiece a brotar.

Sólo necesitan poda en los 2 primeros años de vida para darles forma.

Pueden ser atacados por distintos tipos de orugas de insectos que devoran sus hojas.

Se multiplican a partir de semillas, por acodo en primavera o a partir de injertos (estos 2 últimos sistemas sirven para las variedades).

Fotos de la planta Corylus avellana o Avellano

Corylus avellana
Corylus avellana
Corylus avellana
Corylus avellana
Corylus avellana
 

Buscar plantas