Consulta Plantas

Fichas de plantas con sus cuidados desde 2001

Cuidados de la planta Cornus sanguinea, Cornejo o Sanguino.

Cuidados de la planta Cornus sanguinea, Cornejo o Sanguino

En la familia de las Cornáceas se encuentra el género Cornus, formado por unas 40 especies de arbustos y árboles caducifolios originarios de regiones templadas y frías del Hemisferio Norte. Algunas especies son: Cornus sanguinea (Cornejo), Cornus capitata (Cornejo del Himalaya), Cornus kousa (Cornejo de Kousa), Cornus florida (Sanguiñuelo florido), Cornus alba (Cornejo blanco), Cornus mas (Cornejo macho), Cornus alternifolia (Cornejo Pagoda).

Recibe los nombres vulgares de Sanguiño, Cornejo, Sanguino, Zuhandorra, Sanguiñuelo, Cerezo silvestre, Corno o Cornejo rojo.

Se trata de un interesante arbusto caducifolio de corteza rojiza (roja en invierno), de ramas finas y flexibles que puede alcanzar los 4 metros de altura. Presenta hojas anchas, de forma oval, disposición opuesta y de color verde vivo que se tornan rojizas en otoño resultando muy decorativas. Las flores blancas aparecen agrupadas en corimbos y tienen 4 pétalos. Florecen durante la segunda mitad de la primavera y a veces también en otoño. Produce pequeños frutos negro-azulados no comestibles.

Se utilizan para formar grupos arbustivos o setos en el jardín y para fijar pendientes y taludes.

El Cornejo prospera bien en exposiciones de semisonbra si los veranos son muy cálidos (clima mediterráneo) o de pleno sol en lugares con veranos más frescos. Tienen buena resistencia al frío y las heladas.

Aunque no son exigentes con el tipo de suelo prefieren que contenga abundante materia orgánica y sea algo arcilloso para que retenga la humedad. La mejor época para su trasplante o plantación es la que va del otoño a la primavera.

Los riegos serán frecuentes para que la tierra siempre esté algo húmeda (no toleran la sequía). En verano conviene aumentar los aportes de agua (sin encharcar) especialmente en zonas de clima mediterráneo.

Abonar cada otoño con estiércol coincidiendo con el abonado anual del jardín y con fertilizante mineral a principios de la primavera y del otoño.

No es necesario podarlos pero admiten alguna poda para rejuvenecerlos a finales del invierno tras el peligro de heladas.

Son plantas resistentes que no suelen ser atacadas por las habituales plagas y enfermedades.

Se multiplican a partir de semillas sembradas en primavera o mediante esquejes realizados en primavera o en otoño. Conviene vigilar su crecimiento pues tienen tendencia a ser plantas invasoras.

Fotos de la planta Cornus sanguinea, Cornejo o Sanguino

Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
Cornus sanguinea
 

Buscar plantas